26.1.06

 

Mas, presionado por sectores de su partido para que rompa el pacto con Zapatero


El acuerdo sobre el Estatuto y la financiación a que llegó el pasado sábado Artur Mas con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha encendido las alarmas en los sectores más nacionalistas de CDC. Los llamados ‘talibanes’ temen que el pacto con el PSOE aleje CiU del discurso sobiranista que había venido practicando desde que se quedó en la oposición en Catalunya. Los ‘talibanes’ –con el vicesecretario general de CDC, Felip Puig, a la cabeza- creen que la buena relación con el PSOE devolverá a ERC al centro de referencia del nacionalismo catalán y por ello piden a Mas que lo rompa. En el pacto con Zapatero, los más radicales de CiU ven la mano de Josep Antoni Duran Lleida, su principal enemigo en la federación.

También presiona a Artur Mas el portavoz de CDC, David Madí, aunque por motivos diferentes. Madí, estratega electoral de Convergència, cree que el acuerdo con el PSOE le quita a Mas buena parte de sus posibilidades de recuperar la Generalitat. Por eso, el portavoz convergente le pide a Mas que rompa el acuerdo, con un triple objetivo: bloquear el Estatut, forzar la disolución del gobierno tripartito y propiciar una convocatoria electoral anticipada.

Desde distintos sectores de CDC, pues, un sector de la galaxia mediática nacionalista ha recibido instrucciones para desautorizar públicament el pacto Mas-Zapatero. Así, estos días es habitual escuchar en la radios catalanas las voces de periodistas y opinadores como Vicenç Villatoro y Francesc-Marc Álvaro renegar del acuerdo sobre el Estatut. Les parece insuficiente.

El excursionista Pujol

Descontentos con Artur Mas están también la familia y el entorno más inmediato de Jordi Pujol –más partidario del no que del sí al Estatut, en los términos en que actualmente se plantea el acuerdo-. Pujol tuvo que acudir a la rueda de prensa que Mas ofreció el domingo, tras la reunión con Zapatero, muy presionado por Mas. El presidente, que acudió a la cita con un jersey más propio de un excursionista que de un político, no pudo disimular su cara de enfado durante la comparecencia ante los medios. Tampoco Duran Lleida parecía muy feliz, seguramente molesto por el protagonismo que adquirió Mas. La família Pujol no perdona a Artur Mas su actitud.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?