23.1.06

 

Pocos días antes de la reunión Mas-Zapatero, empresarios catalanes presionaron al presidente de CiU para que pactara el Estatut lo más rápido posible


El conocido e influyente empresario barcelonés Leopoldo Rodés, fundador de Media Planning y presidente del Instituto de la Empresa Familiar, ofreció, el pasado 17 de enero, una cena en su casa. En la lista de ilustres invitados no faltaron Javier Godó, del Grupo Godó; José Manuel Lara-Bosch, el grupo Planeta; Fernando Casado, presidente de la Escuela de Administración de Empresas (EAE) y director general del Instituto de la Empresa Familiar; Lluís Carulla, del grupo Agrolimen; Antoni Brufau, de Repsol; Paco Roig, propietario de la cadena de supermercados Mercadona; ni tampoco Artur Mas, presidente de CiU. Se habló del Estatut, “sin tapujos”, explican algunos de los asistentes al acto.

La cena en casa de Rodés se celebraba cuando todavía faltaban unos días para la reunión secreta Mas-Zapatero, y el presidente de CiU acudió con la intención de tranquilizar al poder económico: En principio, les explicó, CiU está por el no al Estatut. Pero que nadie se preocupe, añadió Mas, porque, en caso que la reforma embarranque, CiU garantizará la estabilidad política en España ofreciendo un pacto al PSOE de Zapatero.

Los empresarios rechazaron los argumentos del líder convergente y le exigieron que buscara un acuerdo lo más rápido posible con el PSOE. Le expresaron su preocupación por el boicot a los productos catalanes, por la crispación generada por el PP a propósito de la OPA de Gas Natural a Endesa. Reclamaron a Mas un acuerdo sobre el Estatut y, sobre todo, un pacto con Zapatero sobre financiación. Por como han ido las cosas, cabe pensar que el empresariado catalán se salió con la suya.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?